sábado, 8 de marzo de 2008

Casa de Muñecas


Después de ver el Monasterio de Yuste, desde allí me dirigí a un pueblo cercano, Garganta la Olla.
Las vistas desde el camino que llega a Garganta la Olla son preciosas, incluyendo unas pequeñas pozas que crea a su paso un río cercano, lugar donde los lugareños acuden a charlar, pasear, pasar el rato, ... y es que la gente de ciudad no sabemos lo que nos perdemos.
Si antes de llegar al Monasterio de Yuste, en el pueblo que hay en la otra dirección, Cuacos de Yuste, descubrí donde darme un homenaje gastronómico (ensalada de ahumados, trucha a la extremeña y crema extremeña), al llegar a Garganta descubrí un pueblo donde la mayoría de las casas eran de la época en que Carlos V estuvo en Yuste.
La Casa de Muñecas, era una casa pintada de azul para destacar (como las luces de colores actuales) y que supieran que era el prostíbulo del pueblo, usado de forma habitual por el séquito y guardia del Emperador.
Aparte del color podemos ver esculpida en la piedra, una muñeca de las que habitaban la casa.

1 comentario:

Zorayda dijo...

esa extremadura, eh!!!!